Cuidó a su padre 19 años, le denegaron la pensión de supervivencia.

Comparte el Post

Es la propia Seguridad Social Española quien establece que “las prestaciones por muerte y supervivencia están destinadas a compensar la situación de necesidad económica que produce, para determinadas personas, el fallecimiento de otras”.

El Tribunal Supremo avala la denegación de otorgar una pensión de supervivencia.

El pasado 13 de septiembre de 2019, la Sala Cuarta de lo Social del Tribunal Supremo dicto Sentencia 631/2019 en virtud de la cual se le deniega a la demandante la pensión de supervivencia solicitada a la Seguridad Social.

Pretexto y motivo principal de la denegación.

Tras el fallecimiento de su padre, la demandante solicitó a la Seguridad Social la prestación de supervivencia si bien dicha petición fue denegada por la Administración. Ante esta decisión, la demandante acudió a la vía judicial siendo que el Juzgado de lo Social nº 1 de Ponferrada acordó la concesión de una pensión de 700 €. Ante la falta de conformidad por parte de la Seguridad Social con la resolución, se interpuso recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, quien resolvió estimando el recurso interpuesto y revocando de la sentencia de instancia, denegando por tanto el derecho a la pensión. A fin de agotar la vía civil, la demandante interpuso recurso de casación para la unificación de doctrina ante el Tribunal Supremo, obteniendo como resultado la Sentencia 631/2019 cuyo contenido pasamos a analizar.

Habiendo quedado probado que la demandante, de 52 años de edad, había cuidado a su padre enfermo durante 19 años, desde el año 1996 hasta junio de 2013, momento en el que se vio obligada al internamiento de su progenitor en una residencia de tercera edad, en una localidad diferente a la que ésta residía, y ello por falta de medios para su cuidado, el Alto Tribunal deniega la solicitud instada.

El motivo principal de dicha denegación se basa en la no convivencia de la demandante con su progenitor durante los dos últimos años de vida (años en los que se encontraba en un centro de tercera edad) así como la no acreditación de haber procedido la demandante a visitar diariamente ni llevar a cabo cuidados hacia su progenitor una vez este había ingresado en el referido centro.

Es de referencial que la convivencia previa al fallecimiento es un requisito recogido en el artículo 176.2 apartado d) de la versión por entonces vigentes de la Ley General de Seguridad Social (ahora artículo 226), desarrollado por Orden Ministerial de 1967, siendo el límite temporal para otorgar la prestación es de 24 meses (2 años) previos al fallecimiento, habiendo transcurrido en el presente supuesto el lapso de 26 meses.

Para ver el contenido íntegro de la Sentencia pulsa aquí.

¿Tiene alguna duda sobre esta materia?

Dejenos sus datos y le llamaremos
¡Su primera consulta es gratuita!

Beatriz García Urbano

Beatriz García Urbano

Beatriz García Urbano es socia-directora del despacho “De Miguel y Urbano Abogados”. Es graduada en derecho por la Universidad Complutense de Madrid, además de licenciada en el máster en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales por la misma universidad. Beatriz, con diversos años de experiencia en la abogacía, es miembro de ICAM, Asociación de Jóvenes Abogados y Turno de Oficio.

Otros artículos

Deja un comentario