Abogados Herencias Madrid | Sucesiones y Testamentos

De Miguel y Urbano Abogados es un despacho especializado en herencias con sede en Madrid

Su tranquilidad nos importa, déjenos su contacto, nosotros haremos el resto.

¡La primera consulta es gratuita!

El derecho de sucesiones suele desarrollarse en un marco emocional altamente complejo para el cliente, y por ello contamos con abogados especialistas en herencias y testamentos, materia que a través de un trabajo minucioso, personalizado y cercano resolverán cualquier situación de forma ágil y profesional. En estas circunstancias siempre es importante contar con un abogado de confianza que resuelva problemas pasados, afronte los existentes y evite aquellos que puedan surgir en el futuro de forma eficiente.

Como despacho en Madrid de abogados especialistas en herencias  ponemos a su disposición nuestra experiencia a fin de ofrecer soluciones rápidas y personalizadas a su caso concreto.

Nuestros servicios en Madrid como abogados especialistas en herencias y testamentos

Testamentos

El testamento es el acto por el cual una persona dispone, para después de su muerte, de todos sus bienes o parte de ellos.

Sirve para manifestar la voluntad del testador respecto al destino de sus bienes y derechos cuando fallezca y al mismo tiempo, en la mayoría de los casos, evita posibles controversias entre los herederos y legatarios.

Sabemos que hacer testamento no suele ser una acción prioritaria en el día a día de una persona, y que sólo nos acordamos de este recurso cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles. No obstante, el testamento es muy útil a la hora de ordenar no sólo el propio patrimonio, sino también medidas de carácter personal y familiar.

Pese a que, principalmente, se centra en disponer de los bienes del fallecido, además, se pueden incluir más cláusulas que reconozcan, limiten o amplíen los derechos sucesorios. Por ejemplo:

  • Reconocer hijos.
  • Nombrar tutores para los hijos menores o incapaces.
  • Rehabilitar al hijo desheredado.
  • Nombrar a persona determinada para supervisar el reparto de la herencia (albacea) y designar a persona encargada del reparto y adjudicación de herencia (contador-partidor).
  • Disponer circunstancias del funeral.
  • Traer a la herencia donaciones realizadas previamente (colación).
  • Modificar los beneficiarios de seguros de vida.

En nuestro derecho común existen ciertos límites para la disposición de la herencia. Toda herencia testada se divide en tres partes:

  • Tercio de legítima: estará obligado en dejárselo a sus herederos forzosos (hijos y padres), dividiéndose entre todos ellos, y a falta de éstos podrá disponer como quiera.
  • Tercio de mejora: ha de beneficiar a uno, o todos, los herederos forzosos, a falta de estos, nuevamente, puede disponer según su voluntad.
  • Tercio de libre disposición: se puede disponer libremente del mismo, sumándose a los tercios anteriores, a otra persona, etc….
Asimismo, respecto del cónyuge supérstite, la ley nos obliga por lo menos a “dejarle” el usufructo viudal, el cual se calcula atendiendo al patrimonio existente en la herencia y a la edad del mismo.

Herencias

Dividir y repartir una herencia intestada es muy habitual en nuestra sociedad actual. La problemática en este tipo de supuestos es muy amplia y variada: ¿cuál es la herencia a repartir?, ¿cómo se reparte?, ¿cómo sé si concurren todos los herederos?, ¿qué pasa si no hay acuerdo entre los mismos?. Contar con un buen asesoramiento legal es imprescindible para poder resolver estas cuestiones de la forma más eficiente posible. Nuestro despacho de abogados en Madrid está especializado en procedimientos de división de herencia sin testamento.

Mucha gente desconoce que al aceptar una herencia, se aceptan los bienes y las deudas del causante; por ello resulta interesante plantearse la posibilidad de la aceptación de herencia a beneficio de inventario y responder así del pasivo hereditario con bienes de la propia herencia. Nuestro despacho de abogados en Madrid, especializado en procedimientos de aceptación de herencia a beneficio de inventario le ayudará en este proceso.

Repartir la herencia de un familiar es, en muchas ocasiones, un proceso duro a nivel emocional y difícil a nivel patrimonial; y ello independientemente de que exista o no acuerdo entre los herederos. Están legitimados para instar la división judicial de la herencia, cualquiera de los coherederos, así como legatarios de parte alícuota de la herencia, recordemos que estos únicamente pueden ser llamados a la herencia en virtud de testamento. Por su parte, el Ministerio Fiscal será parte en representación de los menores e incapaces sin representación y a los ausentes en paradero desconocido. Esta solicitud tendrá que ir firmada por Abogado y Procurador.

Si al ya de por sí complicado procedimiento de división de herencia se introducen como factor principal a menores de edad o incapaces, la dificultad del proceso aumenta de manera exponencial ya que sus capacidades muchas veces se encuentran limitadas. Contar con un buen asesoramiento legal es imprescindible para poder solventar este trámite de la forma más eficiente posible. Nuestro despacho de abogados en Madrid, especializado en herencias de menores o incapaces, cuenta con profesionales acreditados que te ayudarán a cada paso del proceso.

La herencia notarial es el tipo de división y adjudicación de herencia más común, siempre y cuando exista acuerdo entre los herederos y legatarios, toda vez que es el más rápido y eficaz. Una vez que todos los herederos se hayan pronunciado respecto a la aceptación o repudiación de la herencia, y estén de acuerdo en llevar a cabo con la adjudicación y división por acuerdo entre todas partes, podrán acudir al Notario para realizar los trámites. El notario competente es el del domicilio del causante. Asimismo, esta partición requerirá que los herederos y legatarios dispongan de los bienes de la herencia y sus documentos que justifiquen la posesión del causante en el momento del fallecimiento. Para el caso de que existan menores o incapaces estos habrán de estar debidamente representados por sus tutores o representantes legales.

Impuesto de Sucesiones

Si hay un elemento común e inevitable en todas las herencias es la necesidad de liquidar el impuesto de sucesiones de forma correcta para evitar sanciones y recargos administrativos.

El Impuesto de Sucesiones es un tributo de naturaleza directa y subjetiva que grava los incrementos de patrimonio obtenidos a título lucrativo por las personas físicas, ya que las personas jurídicas habrán de tributar por el Impuesto de Sociedades correspondiente. A raíz de que la sucesión es un modo de adquirir la propiedad, entiende el Derecho español que ha de ser gravado. Se trata de un impuesto nacional, que en la actualidad se encuentra cedido a las Comunidades Autónomas, siendo por ello, que les permite regular en su territorio ciertos aspectos de este impuesto, si bien para todas aquellas materias que no se hayan regulado por las CCAA, se entiende de aplicación la normativa estatal.

Se encuentran obligados al pago del Impuesto de Sucesiones los herederos y legatarios que hayan aceptado la herencia, en cualquiera de sus modalidades, por la cuantía adjudicada en la misma, extremo ese que no puede ser alterado por ningún tipo de pacto entre las partes.

Hay que diferenciar dos tipos de plazos:

  1. Plazo de presentación: es de 6 meses a contar desde la fecha del fallecimiento del causante, pudiendo prorrogarse de 6 meses más, que habrá de ser solicitada a la autoridad competente dentro de los 5 primeros meses.
  2. Plazo de prescripción: son 4 años computables desde el día siguiente en que finalice la obligación de presentar la autoliquidación. Estos plazos se pueden ver interrumpidos por determinadas actuaciones.

La regla general es el lugar de residencia habitual del causante si bien, pero antes de ello habrá que ver si estamos ante un residente español o extranjero:

  • Para que se considere al heredero o legatario residente español y, por ende, deba tributar en España, tendrá que haber permanecido en España más de 183 días dentro del año inmediatamente anterior a la fecha de fallecimiento, o que radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos, ya sea de forma directa o indirecta.
  • Cuando el heredero o legatario sea residente extranjero, se tributará en España por la adquisición de bienes y derechos que hayan de cumplirse en territorio español, así como los seguros de vida suscritos con entidades españolas o se hayan celebrado en España con entidades extranjeras que operen en España.
Una vez reconocido como residente español, habrá que ver en qué Comunidad Autónoma ha de tributar, y para determinar la competencia se establece el siguiente orden:
  1. Lugar de residencia habitual del causante, siendo el más habitual.
  2. Donde se encuentre la mayor parte del caudal hereditario.
  3. Lugar de última residencia.
Al tratarse de un Impuesto autonómico, es muy importante delimitar el lugar dónde ha de ser liquidado.

Desheredación

La desheredación es una disposición testamentaria que permite a cualquier persona privar a alguno de sus herederos forzosos (descendientes, ascendientes y cónyuge, en su caso) a recibir la parte de su herencia que la ley reserva para ellos, quedando así fuera del testamento del causante. Los requisitos que el derecho hereditario recoge son los siguientes:

  1. Realizarlo en testamento.
  2. Hacerse expresamente y como consecuencia de la concurrencia de algunas de las causas fijadas en la ley.
  3. Los motivos o causas alegados han de ser ciertos, de lo contrario corresponderá a los herederos probar su veracidad.

  • Los hijos o descendientes del desheredado ocupará su lugar en la herencia y conservarán los derechos de aquel que ha sido desheredado respecto de la legítima que le corresponda.
  • Las disposiciones realizadas en vida no se revocarán pese a la desheredación posterior.
  • Para el caso que tuvieran lugar, las reconciliaciones llevadas a cabo posteriormente entre ofensor y ofendido eximen del derecho a desheredar y dejan sin efecto aquella realizada.
Lo reflejado en el presente escrito se refiere al derecho foral común ya que aquellas comunidades autónomas que poseen derechos forales especiales podrán contar con legislación diferente y conviene consultarlo previamente.

¿Qué opinan nuestros clientes en Madrid sobre De Miguel y Urbano Abogados ?

PRIMEROS PASOS ANTE UNA HERENCIA

Muchas veces, tras el fallecimiento de un familiar o ser querido, nos encontramos en un momento difícil a nivel personal que muchas veces se agudiza cuando nos vemos en la coyuntura de llevar a cabo la sucesión o herencia de esa persona, artículo 659 del Código Civil: “La herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona, que no se extingan por su muerte.”.

La forma de materializar una herencia va a depender, en todo caso, de la postura de los herederos, pudiendo dar lugar a herencias extrajudiciales, judiciales o con auxilio de notario recogidos en la Ley 15/2015 de 3 de julio de la Jurisdicción Voluntaria.

Si bien cada herencia es un mundo, las primeras actuaciones a llevar a cabo son comunes en todos lo procedimientos y por ello, para iniciar los trámites tendremos que solicitar a la correspondiente funeraria el certificado de defunción, para que, pasados quince días hábiles desde el fallecimiento podamos acudir al Registro de Últimas Voluntades de nuestra ciudad a solicitar el Certificado de Últimas Voluntades, para poder comprobar si el difunto había otorgado testamento o no.

Como determina el artículo 658 del Código Civil: “La sucesión se defiere por la voluntad del hombre manifestada en testamento, y, a falta de éste, por disposición de la ley. La primera se llama testamentaria, y la segunda legítima. Podrá también deferirse en una parte por voluntad del hombre, y en otra por disposición de la ley”.

Ante la existencia de testamento, teniendo siempre en cuenta el último para el caso que existan varios, salvando determinadas disposiciones, tendremos que solicitar ante el notario o la notaría donde se otorgó una copia autorizada del mismo, para el caso que no lo encontremos por la vía anterior, nos veremos en la obligación de acudir al Archivo General de Protocolos.

Si por el contrario estuviéramos ante una circunstancia en la que no se hubiera otorgado testamento, fallecimiento ab-intestato, los herederos forzosos habrán de acudir a notaría a fin de llevar a cabo la declaración de herederos, consistente en documento notarial que acredita y reconoce a determinadas personas como herederos de cierta persona. Hay que tener en cuenta que el grado de parentesco cercano excluye al más lejano, así en primer lugar serán herederos forzosos los descendientes, ascendientes y colaterales (hijos-padres-hermanos).

[FAQ] Preguntas frecuentes sobre herencias y testamentos.

Existen diferentes tipos de testamentos si bien el más común es el testamento notarial, su precio ronda los 40 o 50 euros y únicamente necesitas tu DNI para realizarlo. Salvo que la notaría que hayas elegido esté muy ocupada en dos tres días podrías tener tu testamento en casa.

Si, puedes modificar tu testamento cuantas veces quieras en tu vida (no existe límite), bajo la premisa de que testamento posterior invalida testamento anterior salvo que el testamento posterior determine expresamente que se quiere dejar vigente alguna cláusula del anterior o modifique únicamente alguna cláusula del mismo.

No, generalmente, la ley establece “unas reglas” sobre cómo y a quién podemos repartir nuestros bienes y, dentro de estas posibilidades, especificamos según nuestra voluntad.

En primer lugar, la ley determina quienes son nuestros herederos forzosos:

1º.- Hijos: si hay hijos se excluye a cualquier otro heredero, a excepción del cónyuge cuando ambos concurran.

2º.- Ascendientes: para el caso que no haya hijos heredan los padres, y el cónyuge cuando ambos concurran.

3º.- A falta de éstos, el cónyuge hereda antes que los hermanos.

4º.- Si no hubiera anteriores, heredarán los hermanos, sobrinos o tíos.

5º.- Cuando tampoco existan hermanos ni herederos posibles, hereda el Estado.

En segundo lugar, la ley divide las herencias en tres partes, determinando quién puede heredar cada parte:

1º.- Tercio de legítima: obligatorio dejarlo a todos los herederos forzosos (salvo que concurra causa de desheredación de alguno de ellos).

2º.- Tercio de mejora: obligado dejarlo a todos los herederos forzosos o alguno o solo uno de ellos.

3º.- Tercio de libre disposición: como su propio nombre indica, podemos disponer de este tercio libremente sin que tenga que adjudicarse a los herederos forzosos, por lo tanto podemos adjudicar a cualquier persona, o sociedad, u organismo, etc…

Todo lo anteriormente reflejado tiene lugar cuando una persona fallece con testamento realizado donde se refleja su última voluntad.

No, por norma general, en la mayoría de las Comunidades Autónomas de España, no se puede desheredar a un hijo por la mera voluntad ya que es un “heredero forzoso”. Únicamente se puede desheredar cuando tengan lugar alguna de las causas que determina la ley para ello.

Al contrario de lo que se suele pensar, no se puede desheredar a una persona simplemente por el mero deseo de hacerlo, sino que es la propia ley la que nos indica los motivos que pueden conllevar la desheredación:

  • Comunes o genéricas a todos los herederos forzosos (descendientes, ascendientes y cónyuge):
  • El que fuera condenado por sentencia firme por haber atentado contra la vida del causante o familia (cónyuge, descendientes o ascendientes). *
  • El que fuera condenado por sentencia firme por delitos contra la libertad, la integridad moral y la libertad e indemnidad sexual del causante o su familia (cónyuge, descendientes o ascendientes).
  • Lo mismo sucede respecto a delitos contra los derechos y deberes familiares respecto de la herencia de la persona agraviada.
  • El que fuera privado por resolución firme de la patria potestad, tutela o acogimiento por causa que le sea imputable, respecto a la herencia del mismo.
  • El que hubiese acusado al causante de delito para el que la ley señale pena grave, si es condenado por denuncia falsa.
  • El que, con amenaza, fraude o violencia obligare al testador a hacer testamento o cambiarlo.
  • El que, con amenaza, fraude o violencia impidiere a otro hacer testamento, no revocar el que tuviere hecho, o suplantare, ocultare o alterare otro posterior.

*no resulta de aplicación para el caso de descendientes.

  • En relación a los descendientes:
  • Haber negado, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda.
  • Haber maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra.
  • En relación a los ascendientes:
  • Haber perdido la patria potestad por las causas expresadas en el artículo 170.
  • Haber negado los alimentos a sus hijos o descendientes sin motivo legítimo.
  • Haber atentado uno de los padres contra la vida del otro, si no hubiere reconciliación entre ellos.
  • En relación al cónyuge:
  • Haber incumplido grave o reiteradamente los deberes conyugales.
  • Las que dan lugar a la pérdida de la patria potestad conforme al artículo 170.
  • Haber negado alimentos a los hijos o al otro cónyuge.
  • Haber atentado contra la vida del cónyuge testador, si no hubiere mediado reconciliación.

Se trata de un listado numerus clausus o cerrado que ha de ser interpretado restrictivamente.

Cuando se realiza un testamento notarial, el Notario encargado ha de remitir este al Registro de Actos de Última Voluntad para que conste la existencia de dicho testamento, siendo que cuando fallece una persona, para poder llevar a cabo la partición de herencia es necesario obtener un Certificado de Últimas Voluntades que certifique si esa persona ha fallecido con testamento y dentro de que existan varios testamentos, cual ha sido el último otorgado y por tanto válido.

Cuando en el certificado de últimas voluntades no existe testamento y desconocemos la existencia de otro dipo de testamento, estamos ante lo que se denomina herencia ab intestato o herencia sin testamento, correspondiendo en este caso a la Ley determinar quiénes son los herederos forzosos y cómo se han de distribuir los bienes de una herencia.

Si, se denomina aceptación de herencia a beneficio de inventario, esto quiere decir que únicamente se acepta la herencia después de haber liquidado todas las deudas, en el remanente de activo que quede. Si no quedaran beneficios que heredar porque las deudas fueran mayores, no habría herencia que aceptar.

Cuidado, no todo son ventajas, ya que esta modalidad de aceptación de herencia hay que realizarla antes de los 30 días desde el fallecimiento del causante o desde que se supiera heredero.

Por supuesto, la aceptación o renuncia de una herencia es un asunto personal y cualquier persona mayor de edad, por los motivos que considere, puede renunciar a una herencia ya sea notarial o judicialmente, como en el caso de los menores e incapaces.

El problema que surge en estos supuestos es que, habitualmente, en los testamentos determina que, para el caso que una persona no herede, independientemente del motivo, heredarán sus hijos en su lugar, lo que conlleva que muchas veces se tenga no solo que renunciar heredero forzoso sino también sus descendientes.

En este caso más que nunca le aconsejamos un buen asesoramiento ya que hay que estar a las circunstancias de cada supuesto y principalmente a aquellas que versan sobre los desacuerdos, toda vez que la ley ofrece algunas posibilidades extrajudiciales que habría que valorar en atención a las referidas circunstancias ya que no siempre resultan efectivas.

La última opción cuando no existe acuerdo ya sea en el propio reparto de la herencia, en la valoración de los bienes o derechos, en la inclusión de bienes o derechos, etc… es acudir a la vía judicial a través de la división judicial de herencia.

Todos los herederos y legatarios de una herencia se encuentran obligados al pago del impuesto de sucesiones. El lugar donde ha de tributar es en el de residencia habitual del causante y ha de abonarse dentro de los 6 meses desde el fallecimiento del causante, aunque se puede pedir una prórroga en los 5 primeros meses.

Se trata de un impuesto autonómico por lo cada Comunidades Autónomas contará con unos beneficios y reducciones en función de las circunstancias y cercanía al causante.

Actualidad y más información sobre herencias y testamentos

Somos sus abogados en madrid especialistas en herencias y nos puede encontrar en:

Abrir chat