El contrato de arrendamientos urbanos es aquel que se utiliza para el arrendamiento o alquiler de viviendas o alquileres para uso distinto del de vivienda.

Para solucionar controversias sobre los arrendamientos, es muy importante saber la fecha exacta del arrendamiento a fin de determinar cuál es la legislación aplicable ya que, actualmente existen diferentes leyes que coexisten y su aplicación depende del momento en el que se haya celebrado el contrato.

¿QÚE REQUISITOS TIENE QUE CUMPLIR UN CONTRATO EN LA ACTUALIDAD?

Ya sea respecto a alquileres para uso de vivienda o respecto de alquileres para uso distinto de vivienda, existen ciertas exigencias en los contratos:

  • Forma: las partes pueden exigir que sea por escrito, y habrá de constar:
  • Identidad de los contratantes: arrendador y arrendatario.
  • Identificación de la finca arrendada, vivienda objeto del contrato
  • Duración: máximo de 5 años para que el arrendador sea persona física y 7 para el caso que fuera persona jurídica.
  • Renta inicial y sus actualizaciones
  • Fianza: es obligatoria la prestación de fianza, correspondiendo a una mensualidad en el caso de uso de vivienda y a dos mensualidades para el uso distinto de vivienda. Esta fianza puede ser actualizada a la finalización del tiempo pactado y en las sucesivas prórrogas y deberá de ser devuelva al arrendatario dentro del mes siguiente a la entrega de llaves.
  • Prórrogas: para el caso que llegado la fecha de finalización y ninguna de las partes le haya comunicado a la otra su deseo de no continuar con el arrendamiento, este se prorrogará tácitamente por 3 años más.
  • Demás clausulas acordadas libremente entre las partes.

¿PUEDO ALQUILAR UNA VIVIENDA PARA UNOS MESES?

La Ley de Arrendamientos Urbanos permite que el arrendatario pueda desistir del contrato de arrendamiento a los 6 meses de haberse formalizado, si bien puede existir una cláusula en el contrato que determine que ha de abonar una indemnización al arrendador por el tiempo que quedara hasta su finalización.

LLEVO UN AÑO EN UNA VIVIENDA DE ALQUILER Y MI CASERO ME QUIERE ECHAR, ¿PUEDE HACERLO?

No, la ley permite que el contrato de alquiler sea realizado, como mínimo, por 5 años para el caso de que el arrendador sea una persona física y 7 años para el caso que sea persona jurídica. Como excepción, el arrendador podrá finalizar el contrato en contadas situaciones.

¿QUÉ PUEDE HACER QUE SE RESCINDA O EXTINGA EL CONTRATO DE ARRENDAMIENTO?

Normalmente, en los contratos de arrendamiento, existe un apartado que determina los motivos por los que tiene lugar la extinción del mismo, a modo ilustrativo los más habituales son:

  • Finalización del contrato, cuando el propietario no haya comunicado, 30 días antes, su voluntad de no prorrogar o renovar el contrato.
  • No abonar las rentas o fianzas acordadas, pagos parciales o actualizaciones, siendo que en este caso se podrá instar el procedimiento de desahucio correspondiente.
  • Subarrendamiento o cesión de la vivienda, salvo que el contrato lo permitiera.
  • Falta de respeto de las normas de la Comunidad de Propietarios.
  • Llevar a cabo obras en la vivienda sin consentimiento del propietario.
  • Necesidad de la vivienda por el propietario o sus familiares cercanos, requerirá comunicación y plazo de dos meses para abandonar la vivienda y traslado efectivo del arrendador o sus familiares.

¿QUÉ PASA SI EL ARRENDADOR ES EL USUFRUCTUARIO Y NO EL PROPIETARIO?

El usufructuario de una vivienda puede alquilar la misma sin ningún problema y en las mismas condiciones que el propietario, si bien la única diferencia es que el contrato de arrendamiento se extingue automáticamente cuando el usufructuario fallece. En este caso, habrá de llevarse a cabo un contrato nuevo con los nuevos propietarios.