¿Cuáles son las acciones de filiación?

Por un lado estaría la impugnación de paternidad, por otro la reclamación de paternidad y por último la llamada “acción mixta” (el art. 134 del Código Civil estipula que: “El ejercicio de la acción de reclamación, conforme a los artículos anteriores, por el hijo o por el progenitor permitirá en todo caso la impugnación de la filiación contradictoria“)

¿Quién está legitimado para ejercitar reclamación de paternidad?

  • Tanto el hijo como los progenitores están siempre legitimados, para el caso de la filiación matrimonial y para la no matrimonial (independientemente de si gozan de posesión de estado o no). En caso del hijo, si fuera menor de edad o incapaz la legitimación se ejercerá a través de su representante legal o del Ministerio Fiscal.

Esta legitimación no está sujeta a plazo, es imprescriptible, salvo para el caso de que ejerza la acción el progenitor en una filiación no matrimonial, donde se limitará al plazo de un año desde el conocimiento de los hechos en los que base su reclamación.

  • Los terceros con interés legítimo también están legitimados tanto para la filiación matrimonial como para la no matrimonial; pero en este caso, sí se exige que exista posesión de estado. Esta acción también es imprescriptible, sin embargo en ningún caso podrá contradecir una filiación legalmente determinada.
  • Por último, si el hijo fallece antes de transcurrir cuatro años desde que alcance la mayoría de edad (o recobre la capacidad suficiente a tales efectos), o durante el año siguiente al descubrimiento de las pruebas en que se funde la demanda, su acción corresponderá a sus herederos por el tiempo que faltare para completar dichos plazos.

¿Quién está legitimado para ejercitar la impugnación de la paternidad?

 El hijo en el caso de filiación matrimonial: con posesión de estado, durante el año siguiente a la inscripción de la filiación o, si es menor o incapaz, a la madre que ostente la patria potestad, a su representante legal o al Ministerio Fiscal; o durante el año siguiente desde que el hijo alcance la mayoría de edad. Pese a haber transcurrido más de un año si el hijo desconociera la falta de paternidad biológica de quien aparece inscrito como su progenitor, el plazo comenzará a contar desde que tuviera tal conocimiento. Si no hay posesión de estado, la demanda podrá ser interpuesta en cualquier tiempo por el hijo o sus herederos.

  • El hijo en el caso de filiación no matrimonial: La acción caducará pasados cuatro años desde que el hijo, una vez inscrita la filiación, goce de la posesión de estado correspondiente. Sin posesión de estado podrá ser impugnada por aquéllos a quienes perjudique.
  • El marido, en el caso de la filiación matrimonial, en el plazo de un año desde la inscripción de filiación (el plazo no empezará a contar mientras ignore el nacimiento). Los herederos del marido, si fallece antes de la caducidad de la acción, por el plazo que reste.
  • En filiación no matrimonial, los progenitores podrán impugnar durante el plazo de cuatro años desde que –una vez inscrita la filiación- el hijo goce de posesión de estado. Si no hay posesión de estado, los progenitores podrán impugnar sin estar sujetos a plazo.

¿Qué es la posesión de estado?

La existencia suficiente de hechos que indiquen normalmente la relación de filiación y parentesco de un individuo con las personas que se señalan como sus progenitores y a la familia a la que dice pertenecer.