¿Qué es la desheredación?

La desheredación es una disposición testamentaria que permite a cualquier persona privar a alguno de sus herederos forzosos (descendientes, ascendientes y cónyuge, en su caso) a recibir la parte de su herencia que la ley reserva para ellos, quedando así fuera del testamento del causante.

Requisitos necesarios para desheredar:

  1. Realizarlo en testamento.
  2. Hacerse expresamente y como consecuencia de la concurrencia de algunas de las cusas fijadas en la ley.
  3. Los motivos o causas alegados han de ser ciertos, de lo contrario corresponderá a los herederos probar su veracidad.

Causas por las que se puede desheredar: al contrario de lo que se suele pensar, no se puede desheredar a una persona simplemente por el mero deseo de hacerlo, sino que es la propia ley la que nos indica los motivos que pueden conllevar la desheredación:

  • Comunes o genéricas a todos los herederos forzosos (descendientes, ascendientes y cónyuge):
  • El que fuera condenado por sentencia firme por haber atentado contra la vida del causante o familia (cónyuge, descendientes o ascendientes). *
  • El que fuera condenado por sentencia firme por delitos contra la libertad, la integridad moral y la libertad e indemnidad sexual del causante o su familia (cónyuge, descendientes o ascendientes).
  • Lo mismo sucede respecto a delitos contra los derechos y deberes familiares respecto de la herencia de la persona agraviada.
  • El que fuera privado por resolución firme de la patria potestad, tutela o acogimiento por causa que le sea imputable, respecto a la herencia del mismo.
  • El que hubiese acusado al causante de delito para el que la ley señala pena grave, si es condenado por denuncia falsa.
  • El que, con amenaza, fraude o violencia obligare al testador a hacer testamento o cambiarlo.
  • El que, con amenaza, fraude o violencia impidiere a otro hacer testamento, no revocar el que tuviere hecho, o suplantare, ocultare o alterare otro posterior.

*no resulta de aplicación para el caso de descendientes.

  • En relación a los descendientes:
  • Haber negado, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda.
  • Haber maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra.
  • En relación a los ascendientes:
  • Haber perdido la patria potestad por las causas expresadas en el artículo 170.
  • Haber negado los alimentos a sus hijos o descendientes sin motivo legítimo.
  • Haber atentado uno de los padres contra la vida del otro, si no hubiere reconciliación entre ellos.
  • En relación al cónyuge:
  • Haber incumplido grave o reiteradamente los deberes conyugales.
  • Las que dan lugar a la pérdida de la patria potestad conforme al artículo 170.
  • Haber negado alimentos a los hijos o al otro cónyuge.
  • Haber atentado contra la vida del cónyuge testador, si no hubiere mediado reconciliación.

Se trata de un listado numerus clausus o cerrado que ha de ser interpretado restrictivamente.

Efectos de la desheredación:

  • Los hijos o descendientes del desheredado ocuparán su lugar en la herencia y conservarán los derechos de aquel que ha sido desheredado respecto de la legítima que le corresponda.
  • Las disposiciones realizadas en vida no se revocarán pese a la desheredación posterior.
  • Para el caso que tuvieran lugar, las reconciliaciones llevadas a cabo posteriormente entre ofensor y ofendido eximen del derecho a desheredar y dejan sin efecto aquella realizada.

Lo reflejado en el presente escrito se refiere al derecho foral común ya que aquellas comunidades autónomas que poseen derechos forales especiales podrán contar con legislación diferente y conviene consultarlo previamente.