A menudo, cuando nos planteamos dar el paso de proceder a iniciar nuestro procedimiento de separación o divorcio, nos surgen muchas dudas no sólo a nivel personal, sino a nivel del proceso en sí mismo o de los diferentes pasos a seguir.

¿Cuál es la diferencia entre separación y divorcio?

 La separación no disuelve el vínculo matrimonial, sino que el matrimonio sigue existiendo y simplemente supone un cese en la presunción de convivencia entre las partes, desembocando en una situación en la que habrá que regular, por ejemplo, las medidas que afecten a los hijos comunes. El divorcio por su parte, supone la extinción del vínculo matrimonial y la disolución del régimen económico matrimonial, en su caso; poniendo fin al matrimonio en sí mismo a efectos civiles. Por supuesto, en este caso, también habrá que regular las medidas que puedan afectar a los hijos comunes.

¿Pueden tramitarse de mutuo acuerdo la separación o divorcio? ¿Cuál es la vía para ello?

Sí, pueden tramitarse de mutuo acuerdo, mediante la redacción de un Convenio Regulador que incluya las medidas alcanzadas en dicho acuerdo. Si no existen hijos, o éstos son mayores de edad (y no se encuentran incapacitados) se podrá acudir a la Notaría correspondiente para despachar el trámite válidamente (si bien, en estos supuestos, también se podrá acudir a la vía judicial para la aprobación del Convenio Regulador). Por el contrario, si existieran menores de edad o hijos incapacitados, es obligatorio acudir al procedimiento judicial de mutuo acuerdo para obtener una Sentencia judicial que apruebe el Convenio Regulador presentado por las partes.

¿Qué debe contener un Convenio Regulador de separación o divorcio?

El artículo 90 del Código Civil dispone cuál debe ser el contenido del convenio Regulador. Independientemente de la modalidad en la que nos encontremos (separación o divorcio), siempre debe contener, entre otras, las medidas que afecten a los hijos menores, si existieran. Estas medidas abarcan la atribución de la patria potestad; el régimen de custodia, visitas y comunicaciones; la pensión de alimentos de los hijos o la atribución del uso del domicilio y ajuar familiar. Si existieran hijos mayores pero dependientes económicamente hablando, también deberán fijarse las medidas económicas correspondientes.

En ambos casos, podrán fijarse también otras medidas que nada tienen que ver con los hijos (como son los gastos derivados de la titularidad de las viviendas comunes o del domicilio familiar, o el establecimiento de una pensión compensatoria para el caso de que se cumplan los requisitos legalmente establecidos; o incluso la liquidación del régimen económico matrimonial, si procede) o incluso, para el caso de que no existan hijos o estos sean independientes, la atribución del uso del domicilio familiar al cónyuge más necesitado de protección de acuerdo con lo dispuesto en el art. 96 del Código Civil.

Los pactos entre partes que versen sobre materias que no estén expresamente recogidas por la legislación vigente como componentes de un Convenio Regulador, podrán no admitirse en sede judicial, quedando así como pactos privados entre partes.

¿Es obligatorio que el Convenio Regulador incluya la liquidación del régimen económico matrimonial?

No. Se puede presentar un Convenio Regulador que incluya el resto de medidas señaladas (y que sean aplicables a las circunstancias del caso concreto) y proceder a liquidar el régimen económico matrimonial más adelante (o de forma paralela si, por ejemplo, se sigue en trámites de negociación en ese aspecto) ya sea de mutuo acuerdo o mediante un procedimiento contencioso.

¿Qué pasa si no consigo llegar a un acuerdo en mi separación o divorcio?

Se iniciarían los trámites para realizar una separación o divorcio contenciosos. Con representación de abogado y procurador se procedería a presentar demanda a fin de solicitar por parte del juez una resolución con respecto a las medidas anteriormente descritas. Si bien, llegados a este punto es importante destacar que, al contrario que en el procedimiento de mutuo acuerdo, no es posible tramitar de manera contenciosa la separación/divorcio junto con la liquidación del correspondiente régimen económico matrimonial; sino que se trata de procedimientos independientes.

Entonces, en un procedimiento contencioso de separación o divorcio ¿tengo que esperar a tener Sentencia para iniciar los trámites de liquidación del régimen económico matrimonial?

No. Bastará con haber presentado demanda de separación o divorcio y tenerla admitida a trámite para poder iniciar los trámites de liquidación del régimen económico matrimonial (ya sea contencioso o de mutuo acuerdo) de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 808 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.