RECLAMACIÓN DE CANTIDAD

Desafortunadamente no son pocos los casos en los que un trabajador no percibe los salarios que le corresponden, la empresa deja de pagarle, no le ingresan las pagas extras correspondientes, las indemnizaciones no son abonadas, etc… por ello es importante conocer cómo actuar ante estas situaciones.

¿Puedo reclamar a la empresa las cantidades que me debe?

Si, como trabajador, existe el derecho a reclamar a la empresa todas las cantidades que correspondan por los servicios efectivamente prestados y que no hayan sido pagados, es decir, cantidades devengadas y exigibles, por lo tanto, adeudadas, pero no abonadas.

Además, a fin de tratar de resarcir estas situaciones, el Estatuto de los Trabajadores, establece la posibilidad de solicitar intereses sobre la cantidad adeudada.

¿Existe algún plaza para esta reclamación?

El plazo legalmente establecido para reclamar cantidades son 12 meses, por ello únicamente podemos reclamar a la empresa las cantidades del último año desde la fecha de presentación de papeleta de conciliación puesto que las anteriores, habrían prescrito.

La empresa me ha despedido, ¿Sigo teniendo derecho a reclamar las cantidades que me deben?

Si, el derecho de reclamación de cantidad no está condicionado ni depende de la relación laboral, sino que, todas las cantidades que no hayan sido abonadas en el saldo y finiquito, pueden reclamarse hasta un año después de la finalización del contrato, incluso aquellas cantidades derivadas por las indemnizaciones que correspondieran al despido, en su caso.

¿Cúal es el procedimiento para la reclamación de cantidad?

La ley requiere el intento de conciliación, y en su caso mediación, previo a la vía judicial, siendo por ello que el procedimiento comienza con la interposición de papeleta de conciliación ante el SMAC, en la cual se hará constar y se fundamentarán y justificarán las cantidades debidas por la empresa. Para el caso que se trate de cantidades que son abonadas mensualmente o consecutivamente, y en previsión del incumpliendo que pueda tener lugar, se solicitará que se acumulen a las cantidades reclamadas, aquellas que se devenguen en tal concepto.

Para el caso que en el Acto de conciliación se llegara a un acuerdo, el procedimiento finalizaría, si, por el contrario, no se alcanzase ningún acuerdo se abre la vía judicial para su reclamación a través de una demanda presentada ante el Juzgado de lo Social competente.

Y si la empresa no tiene dinero para pagarme lo que me debe, ¿me quedo sin recibir mi dinero?

Para el caso que una empresa se declare insolvente o se encuentre inmersa en un procedimiento de concurso de acreedores, extremo este que habrá de ser justificado, FOGASA (Fondo de Garantía Salarial) será el encargado de hacer frente a las cantidades debidas si bien únicamente en concepto de salarios e indemnizaciones, dentro de unos límites económicos, y solo las indemnizaciones reconocidas por sentencia judicial, no aquellas que hayan sido acordadas en el SMAC.